martes, 11 de marzo de 2008

Escritos incongruentes IV

La chica
de la escuela de idiomas


Allí estaba yo, intentando hacerme entender, mas perdido que Pocholo en el Vaticano.
Entonces la vi, manejándose con soltura entre banderines. Me gustó, me quedé observando como sonreía a una corte de sabios que la perseguían, parecía triste. Me acerqué sin que me viera para oler su corazón y supe que me necesitaba. Entonces susurré en su oído palabras distraídas y me marché. Seguí con mis cosas, feliz de haber disfrutado su belleza, y entonces me comunicaron la muerte del historiador.
En el funeral las lágrimas no me dejaban ver. Lloraba de lo incongruente por un hombre que desconocía y al que consideraba mi hermano. El cubo se llenaba de lágrimas, el silencio retumbaba en mis palabras.
Entonces su luz se coló por una ventana, parecía divertida:
-Eres absurdo, hablas con los cubos.
Antes de que fuera consciente nos habíamos intercambiado los móviles y quedado en llamarnos.


15 comentarios:

Ana (...) dijo...

Pues a ver, incongruencias pocas me parece a mi porque anda que no hay aquí sustancia!

Me hice un salto de imágenes que no sé ni cómo contarte, qué cosas, y por cierto lo del absurdo está muy bien, a mi es algo que de siempre me ha hecho gracia.




y ahora que releo otra vez más puede ser que la incongruencia sea del contraste este entre la tristeza y la diversión de la que hablas, ay no sé ... me voy a apuntar a inglés y a ver qué pasa.

Bolki dijo...

Este blog nació incongruente, Ana. Incongruente, inconveniente, incoherente, ilógico, igualito que su autor.

Ati dijo...

Un año yendo a la escuela de idiomas para que no me pase nada de lo que relatas... ay que ver!

En cualquier caso ahora lo tienes fácil, nada de incongruencias, ni de absurdos, llamala, que para eso tienes su movil ;)

¿Despediste ya a la gripe?


Un besito.

Bolki dijo...

No desesperes, Ati. Cuando menos lo esperas, aparece.
Que perra os ha entrado con la incongruencia, pues yo no me apeo de la burra, soy incongruente y a mucha honra.
Ring...ring...- dijo él
Pi.pi.pi..pi.pi.pi- dijo ella
¿piiii?..-dijo él

La gripe bien, gracias

A little kiss

Ana (...) dijo...

Yo ejjke no puedo con la vida, lo que hay que oir, no te andes quejando ni nada, lo malo sería que lo que encontrases fuera un

-pio-pio que yo no he sío-

o algo! La receta de Ati ejjke es algo chunga creo yo: sin incongruencias y sin absurdos, jjajajj, sería como ir en pelotas por la vida.

Bolki dijo...

Vestidito de incongruencia va el pollito pío pío
mudo queda el gallo
de absurdos desplumado
y parafraseando a Les luthiers:
“la gallina estaba clueca
puso un huevo y dijo eureka...
....la gallina cocorocó”

Ala, a ver quien me niega ahora.

Ana (...) dijo...

Pues sí, pues sí, así son las cosas y todavía sin saber quien estaba antes si el huevo o la gallina.

Bolki dijo...

Difícil pregunta. Habría que retrotraerse con cuidao de no perderse

Ana (...) dijo...

Un minuto de silencio a la voz de ya.

Bolki dijo...

¿Ha pasado ya el minuto?

Ana (...) dijo...

mmmmmmmmmmmmmm bueno venga sí, me reservo lo que iba a decir por si te sienta mal.
Vete abriendo la barra, corre.

Bolki dijo...

Nada, no te cortes Ana. Si total ....

Ana (...) dijo...

que noooooo, que te mosqueas.

Bolki dijo...

bzzz.....bzzzzzz

Alís dijo...

No me extraña. Yo también te hubiese dado mi número.
;)

(i)

no se olvide