lunes, 7 de abril de 2008

Los lunes al Sol

Se te atragantan los lunes. Te entra el virus.

Ya la tarde del domingo sufres las primeras reacciones, pierdes el ser, o lo reencuentras hecho una piltrafa, tal y como lo dejaras el viernes anterior.

En su rincón, temblando de frío y pánico, así lo encuentras.

Otras veces te sorprende en el sofá y se abalanza sobre tí de golpe. Entonces te sujeta fuerte y golpéa palabras contra tus oídos, apenas susurros, para que duelan más. Y atraviesan tus tímpanos con la delicadeza de un cutter, desgarrándolo todo a su paso, sin contemplaciones, hasta llegar a los ojos para lamerlos por dentro, secándolos, impidiendo que las lágrimas encuentren el camino. Y se enrosca en tu corazón, aprisionándolo, oprimiéndolo contra los pulmones.

Falta de aire, ausencia de halito, sensación de ahogo, nauseas.

Intentas huir y recorres caminos que lleven a otros seres, pero los domingos por la tarde está esperándote, agazapado en las sombras de tu habitación, esperando su momento para invadirte, para reclamar su posesión, para entre las sabanas hacerte saber que sólo a el le perteneces y que sólo el puede liberarte.

Y el lunes siempre amaneces con el virus dentro.


9 comentarios:

Ana (...) dijo...

Ay joder, desde luego los hay muuu malos, sí, hoy por cierto es ntra. sra. de la caridad, fíjate qué cosas.

Ati dijo...

Yo, cuando los lunes eran lunes (ahora en el paro apenas se notan) cada vez que veía al virus aparecer le arreaba una patada en el trasero... ¡qué se creía ese! el domingo es para disfrutarle completo.

Aún así, disfruta del lunes, al fin y al cabo a estas horas le tienes que tener ya vencido.


Un besito lunero (de lunes, no de luna... o de ambos, da igual)

Señor De la Vega dijo...

Increíble el virus inspirador del lunes que provoca en usted tremenda prosa como fiebre matutina.
Yo cabalgo sin ánimo esperando que el virus me posea, ya que para mí siempre es miércoles, un día entre semana cualquiera.
Disfrutando de su balcón, me fumo un cigarro con humo congelado,Z+-----

Bolki dijo...

Lo siento, pero entre el lunes horribilis y hoy todo el día pegándome con el Windows Live y el Hotmail, que no se que pasa pero no me avisan de los correos nuevos, el caso es que me han ido llevando del apagón mental a la electrocución nerviosa.

Bolki dijo...

Ana, pues me .... en la sor caridad de los .......

Perdón, Dios te lo pague con un buen hombre que te quiera, y que te sepa querer, y questé forrao o tenga dinero o algo.
No te sobrará algo suelto por ahí, que no tengo qué llevarme a la boca.

Bolki dijo...

Ati,Yo cuando los lunes son lunes y los demás días también es que no llego ni a ver el trasero ese. Ahora, tiempo al tiempo. Ya me lo echaré a la cara, .......ya.
Y fíjate las horas que son y sigo de lunes, derrotadito me tiene.

Un beso Joviano (de Júpiter o de jueves, el miércoles me lo salto porque el mercurio como que para los termómetros)

Bolki dijo...

Siempre estimado Sr. de la Vega. Dado que ya es un miércoles cualquiera, le cedo el virus, la inspiración y mi balcón con derecho a ducha natural.

Si pasa, aparte de no resfriarse, le explico como congelar el humo mientras nos hacemos unos Haikus y escuchamos el constante suicidar de las gotas del maestro (tengo la malsana intención de hurtarlas de su casa, con nocturnidad, alevosía y acuse de recibo)

Sergio Biosca dijo...

buf... que desasosiego me ha entrado. Parecías relatar mi agonía de los domingos por la tarde...
Una descripción perfecta

Ben Bolkoien dijo...

Gracias, Sergio. El escrito es de hace tiempo, pero es que hoy me he levantado con el virus y lo he recuperado.

no se olvide