miércoles, 24 de febrero de 2010

Microrrelatos

Alguien como él


Contempló su reflejo en la pantalla vacía del ordenador, se levantó de la silla y caminó despacio hasta la ventana. Los últimos rayos de sol se colaban furtivos por la persiana veneciana, dibujando un traje de rayas en su torso desnudo. Separó dos listones con los dedos y acercó la cabeza para mirar al exterior.
La calle estaba vacía, desolada.
Observó los edificios con detenimiento, parándose en cada ventanal baldío, en cada cortina inerte, en cada terraza desierta, yerma, muerte. Y sin embargo tenía la certeza, estaba seguro que entre aquellas paredes de acero y ladrillo, ocultos tras aquellas cortinas, observando a través de aquellas persianas,

...sabía que tenía que haber alguien, alguien como él.



col-erase y ratonsoph


martes, 16 de febrero de 2010

Carnestolendas canallas

Yo me quiero disfrazar de puta crisis,
y comerme tus ingresos, tus ilusiones,
y pasarme las pensiones por los cojones,
hasta verte consumida por la tisis.

Yo me quiero disfrazar de terrorismo
y meterte un coche bomba por el culo
mientras veo Sálvame desde mi zulo
y a la Esteban toxica de botulismo

Yo me quiero disfrazar de soledades
y arrancarte el corazón con mi teclado
convencerte que el amor es un pecado
y tus sueños lacrimales
que no paran de llorar

Y me quiero disfrazar porque es mentira,
flor de un día, pasajera de tranvía
con destino a don carnal

Y me quiero disfrazar de fin del mundo
y en la huesa que me entierren bien profundo
en un nicho nuclear


Yo me quiero disfrazar de gran pandemia
y acabar con toda vida en el planeta
o pincharte la vacuna en una teta
mientras juego con el miedo y la blasfemia.

Yo me quiero disfrazar de terremoto
de tsunami, de huracán o la Marchante
y arrasar con lo que pille por delante
o partirle a Puertoprincipe el escroto.

Y me quiero disfrazar de soledades
y arrancarte el corazón con mi teclado
convencerte que el amor es un pecado
y tus sueños lacrimales
que no paran de llorar

Y me quiero disfrazar porque es mentira,
flor de un día, pasajera de tranvía
con destino a don carnal

Y me quiero disfrazar de la sardina
cual Sabina en miércoles de ceniza
que me acabo de fumar

Yo .................me quiero disfrazar de Pandemoniun

viernes, 5 de febrero de 2010

De ratones y hembras

A pequeña Penny no le gusta bailar
Me tié tiritando a la puerta del bar,
le ofrezco mis babas, se pide croissant.
A pequeña Penny no le gusta bailar al desayunar.

Quedamos en vernos, tocarnos, olernos, querernos,
quedamos quedarnos para conocernos.

A pequeña Penny le gusta el croissant,
se lo traga entero, como un animal.
Y yo tiritando le ofrezco mi zumo, mi café con leche,
el juicio final

A pequeña Penny le gusta el croissant pa desayunar.



Estoy sin tableta. En lo que me reapunto al gimnasio, voy pintando estos bocetos a golpe de ratón.

martes, 2 de febrero de 2010

El día de la marmota

Cada dos de febrero, jilipoyas, cual marmota, levanta la cabeza para mirarse la sombra.
Si la sombra es de ciprés o el reflejo de una llama en su prisión, el se vuelve a su colchón cual Endimión.
Si la sombra es estridente, monstruosa, de afilados dientes, vuelve a la cama cual (con) bellas durmientes.
Ya sea sombra chinesca, de Calatayud o Huesca, que jilipoyas se acuesta.
Si es sombra de ojos, el los tiene rojos.
Si la sombra es con sombrero me la leo.
Si sombra con brotes verdes, Zapatero.


Si cual Epiménides cretense, la sombra es mentirosa, incongruente, paradójica o ausente, despierta de su letargo, se estira cual Jonh el largo y haciendo de virtud necesidad,
........sale corriendo al servicio que si no revienta.
cual persona mayor
tal cual





no se olvide