jueves, 20 de marzo de 2008

VIACRUCIS





1ª etapa_CONDENA

De pequeño, los pasos procesionales me parecían señoras de amplias caderas.
Yo veía a los hombres de fe meterse dentro de aquellas faldas para sentirse mas cerca de Dios y probé con la señora que tenía más a mano.
Me sacaron a empellones, quedé castigado en mi habitación, de rodillas ante el crucifijo.
Vivo con la mácula del pecado desde entonces, pero nada puede borrar el recuerdo de aquellos breves instantes en que pude oler el culo de Dios.


2ª etapa_CARGANDO LA CRUZ

Era consciente que perdería la vista en ello y que en las palmas de mis manos crecerían matas de estigmas velludos y enroscados.
Pero todas las vírgenes merecían el sacrificio, y había tantas.
¡¡Cuanto sacrificio!!
Pronto descubrí que era ambidiestro.


3ª etapa_PRIMERA CAÍDA

Cada beso, un descenso en picado por la montaña rusa. Cada movimiento de manos, un adentrarse en la caseta del terror. Nuestros cuerpos, dos coches de choque que se rebotaban uno contra el otro.
No se en que atracción se me hincharon las pelotas, pero John Wayne a mi lado andaba como un Boris Izaguirre Culoprieto cualquiera.


4ª etapa_ EL ENCUENTRO CON MARÍA

Se llamaba Pilar y enseñaba música, pero todos la llamábamos Sor María o la Rotenmeyer porque enseñar no enseñaba nada, con sus cuello cisne y faldas tobilleras.
Sor María se empeñó en que yo tenía aptitudes con la flauta y así me enseñó a tapar los agujeros.
Luego en casa querían que tocara la flauta y yo hacía escalas, que era lo único que sabía.


5ª etapa_ EL CIRINEO AYUDA A LLEVAR LA CRUZ

Aquel buen hombre iba a presentarme a unas amigas, iba a dibujarme un retrato, iba a hacerme unas fotos para que no tuviera que posar, iba a quitarme la ropa, iba a metérsela en la boca.
No se donde cojones estaba el romano del látigo porque a mí me tocó salir por piernas.


6ª etapa_VERÓNICA Y PAÑO

El torero, con el capote sujeto con las dos manos, cita al morlaco, adelantando el capote y sacando hacia atrás la pierna contraria. Así se atrae la embestida. Al acabar, se adelanta la pierna que antes se retrasó, quedando colocado el torero para la siguiente Verónica.
Y de Verónica en Verónica, en Verónica, en Verónica.......
¡qué lío de cuernos!


7ª etapa_CAYENDO POR SEGUNDA VEZ

Las drogas no combinan bien con las mujeres, ambas son adictivas.
Ella estudiaba historia y yo me la inventaba a base de noches sin dormir y desayunos con test que siempre echaban humo.
A mi se me caían los ojos en el café para no ver como le sangraba la nariz.


8ª etapa_CONSOLANDO A LAS MUJERES DE JERUSALEM

Las miraba a los ojos y ellas me contaban. Veía como la humedad recorría sus pupilas, una cortina empañaba su vista. Una lágrima asomaba, tímida. Entonces tenía que abrazarlas y dejar que rompieran a doler.
Todos los tíos eran unos cabrones. Hijos de puta en mis encharcados hombros.
Y yo sólo me bebía sus lágrimas, mientras aprendía a amar el dolor.


9ª etapa_TERCERA CAÍDA. EN PICADO

Tenía los ojos color miel, la ingenuidad de la palabra y las manos dentro de mi pantalón. Debí salir corriendo pero me tenía bien agarrado de los huevos mientras se comía mi corazón con la miel de sus ojos de niña.
Cuando quedó saciada soltó un sonoro eructo a la altura de mi nariz.
Tenía los ojos color miel y un insaciable apetito.


10ª etapa_DESPOJADO DE SUS VESTIDURAS

Desnudo para que los sueños viajen sin obstáculos. Así dormía. Así despertaba. Aquella noche sentí que se desayunaban mis ensoñaciones mientras disponían mi vida. Desperté sin darme cuenta de la muda de piel. No quedaba ni gota de leche.
Ella sonrió desde su cara de torrija.


11ª etapa_CLAVADO EN LA CRUZ

No-yo aceptó con resignación el hierro que le ofrecían.
El Padre me miraba solemne mientras no-yo perdía la mirada en un lugar del infinito y pronunciaba palabras ininteligibles. Todos parecían felices y dispuestos a colaborar.
Yo agonizaba clavado a unos ojos color miel.


12ª etapa_MUERTO EN LA CRUZ

Un día me pregunté cuanto tiempo llevábamos sin acostarnos y no supe responderme.
Me fui al servicio y me hice una paja.


13ª etapa_ EL DESCENDIMIENTO

Cuando volvió de la fiesta, como siempre que bebía, vino a buscarme. Pero yo no estaba, ya me había ido.
Entonces recordé que desde la última fiesta.


14ª etapa_EL SEPULCRO

Todo se volvió oscuridad, y paz, y calma, y nada.
Y desde esa absoluta nada, algo empezó a nacer en el interior de mis entrañas.
Ahora sabía como mover la piedra.


7 comentarios:

Sara Lago dijo...

Me gusta la ilustración, Photoshop no?
Que ha pasado con "Jesucristo Superstar"!?

Bolki dijo...

1.-Pues sí, me regalaron un libro.

2.-Pues a estas horas debe andar resucitando, digo yo.
También está en el teatro Lope de Vega de Madrid.

Ana (...) dijo...

Lo bueno de después de tanto penar viene a ser de todos conocido: que a los tres días se resucita y en paz.

Tanto enterrar y desenterrar pues es lo que tiene!

Manuel De La Fuente Baños dijo...

Alguno mejor que no resucite... el que se de por aludido que aguante su pena...

Por cierto, haber si ya se va el frío que la semana santa ya ha pasado.

Bolki dijo...

Pues que me ha pillado a mi esto de la pascua en plan pereza total, Ana.
Y es que ni me como los huevos de chocolate o las monas catalanas o como se llamen.
Así que voy a dejar al crucificado ahí un ratito más que vaya oreándose mientras yo me despejo un poco.

Ah no, Manu, aquí en mi casa resucita todo el mundo, faltaría mas. Que no me entere yo que queda alguien por resucitar.

Aunque en esto del resucitar me pregunto yo si el número de resucitaciones es ilimitado o tiene un tope, que las gastas y ya, como los gatos.

Ana (...) dijo...

¿te bajaron la cruz o allí sigues todavía?

Bolki dijo...

Ya va, ya va. Que me tengo que desclavar yo sólo y lleva su tiempo.

no se olvide