martes, 16 de febrero de 2010

Carnestolendas canallas

Yo me quiero disfrazar de puta crisis,
y comerme tus ingresos, tus ilusiones,
y pasarme las pensiones por los cojones,
hasta verte consumida por la tisis.

Yo me quiero disfrazar de terrorismo
y meterte un coche bomba por el culo
mientras veo Sálvame desde mi zulo
y a la Esteban toxica de botulismo

Yo me quiero disfrazar de soledades
y arrancarte el corazón con mi teclado
convencerte que el amor es un pecado
y tus sueños lacrimales
que no paran de llorar

Y me quiero disfrazar porque es mentira,
flor de un día, pasajera de tranvía
con destino a don carnal

Y me quiero disfrazar de fin del mundo
y en la huesa que me entierren bien profundo
en un nicho nuclear


Yo me quiero disfrazar de gran pandemia
y acabar con toda vida en el planeta
o pincharte la vacuna en una teta
mientras juego con el miedo y la blasfemia.

Yo me quiero disfrazar de terremoto
de tsunami, de huracán o la Marchante
y arrasar con lo que pille por delante
o partirle a Puertoprincipe el escroto.

Y me quiero disfrazar de soledades
y arrancarte el corazón con mi teclado
convencerte que el amor es un pecado
y tus sueños lacrimales
que no paran de llorar

Y me quiero disfrazar porque es mentira,
flor de un día, pasajera de tranvía
con destino a don carnal

Y me quiero disfrazar de la sardina
cual Sabina en miércoles de ceniza
que me acabo de fumar

Yo .................me quiero disfrazar de Pandemoniun

9 comentarios:

FABIA dijo...

Pues si que has elegido un disfraz jodido, no creo que te hicieran la ola vestido de tanta realidad. Pero me has hecho tararear tu poesia realista como si de una chirigota se tratara, asi que gracias ¡estoy cantando!.
Besinos.
(cada vez que paso por aqui tengo que mirar el calendario para asegurarme en que dia vivo).

Pluma Roja dijo...

Me encantan todos tus disfraces, y a lo mejor aún te faltan. No están lejos de la realidad. sobre todo esos lacrimales descompuestos que no dejan de llorar.

Escribí hace algunos años un poema parecido, pero yo lo que hacía era vestirme de cualquier cosa.

Un placer pasar por aquí, valioso descubrimiento hice.

Hasta pronto, saludos cordiales.

Pluma Roja dijo...

Oiga, no regresé, no me he ido. Me quedo, ya no salgo. Que me han embriagado esas voces de tu vecina, tanto la femenina, como la masculina,¡El mensaje!, oiga, que me quedo pa siempre.


Un abrazo, hasta pronto.

Ursus Polaris dijo...

Ácido carnaval nos espera con tus poemas. Es una fiesta de cambiar de identidad y olvidarnos de todo problema. Pero está bien que vengas tú a recordarnos dónde estamos, ¿estamos?
Me encantan tus comments en mi blogue.
Un abrazo cercano!!

Bolki dijo...

Vengo disfrazadito de disculpas (Excusatio non petita, accusatio manifesta) ya se que esta no es manera seria de llevar una bitácora, pero es que me llevo un guirigay (vida, trabajo) que me supera por momentos (todo el tiempo)
Al grano:

Mi querida Bafia, me contenta tu cantar. No se que te pasa con el calendario, está claro que hoy es 16.
Una escala de besos

Oiga, Pluma roja, todavía anda ahí, no se me pierda. Yo encantado con su presencia. Este rincón no tiene puertas con portones, ni alambradas con espinas, ni fronteras con barreras, ni aranceles con papeles. Sólo exijo respeto al resto de visitantes y zapatillas de felpa. Así que, oiga, póngase cómoda.
Un abrazo de sofá

Ursus, ¿no pensaras que yo me paso todo el año con esa pinta? Si soy un santo (esto lo decía mi abuela, que entendía mucho de estampitas pero tenía un pésimo sentido de la orientación)
Un abrazo fuerte y sin disfraz.

Bolki dijo...

¡Vaya, oh... Ya metí la pata nel tiestu! Puse Bafia en vez de Fabia
Un chuchu por el error
....otro por mi bable

FABIA dijo...

¿pero tú sabes bable?, pues ya me ensañaras algo porque yo del asturianu nun paso y escribiendolo menos tovia.
Un besin pero piquiñin po`l equivucu del mi nome.

Ati dijo...

Jo... pues fíjate que ahora yo no sé de qué me quiero disfrazar... eso no se vale!!
Besitos disfrazados, ten cuidado no sea que no les veas ;)

Bolki dijo...

Fabia (ya no me equivoco, no) balbuceo bable de Llanes (ye pijín, pero ye). Ahora, ni de lejos tan bonito como te queda a ti el asturianu (para cuando un poemita)
Besinos

¡Ay, Ati! Si quieres yo te presto uno de los míos, que me tienen agotadito. A ver si entierro ya la sardina, que si no me va a enterrar la sardina a mi.
Un beso asardinado

no se olvide