miércoles, 26 de diciembre de 2012

Plagiocuento de Navidad*


      Sucedió que un navidad bailaba cariño y bailaba Cortazar delante de una sucursal llena de ajustes y de crisis. Las más irritadas eran las crisis porque buscan siempre que los navidad no bailen cariño ni Cortazar sino austeridad, que es el baile que conocen los ajustes y las crisis.
      Los navidad se sitúan a propósito delante de las sucursales, y esta vez el navidad bailaba cariño y bailaba Cortazar para molestar a las crisis. Una de las crisis dejó en el suelo su perroflauta -pues las crisis, como el Secretario General, están siempre asistidas por perroflautas- y salió a imprecar al navidad, diciéndole así:
-Navidad, no bailes cariño ni Cortazar delante de esta sucursal.
      El navidad seguía bailando y se reía.
      La crisis llamó a otras crisis y los ajustes formaron corro para ver lo que pasaría.
-Navidad -dijeron las crisis-. No bailes cariño ni Cortazar delante de esta sucursal.
      Pero el navidad bailaba y se reía, para menoscabar a las crisis.
      Entonces las crisis se arrojaron sobre el navidad y lo lastimaron. Lo dejaron caído al lado de un pabellón municipal, y el navidad se quejaba, envuelto en su sangre y su tristeza.
      Los ajustes vinieron furtivamente, esos objetos verdes y húmedos. Rodeaban al navidad y lo compadecían, diciéndole así:
-Ajuste ajuste ajuste.
      Y el navidad comprendía, y su soledad era menos amarga.

*Costumbres de los Famas_(Maestro Cortazar)

6 comentarios:

Pluma Roja dijo...

Creo que los Navidad por ser tan antigüos dejarán de existir, al menos que jesuísticamente den el cambio dialéctico.

Que bueno volver a leerte.

SALUDOS.

Lady Jones dijo...

Lo que tiene poso de tristeza me da ganas de abrazarlo. ¿Valen los ajustes medida abrazo?
Uno, por si aca...

Bolki dijo...

Querida Pluma roja: No creo que el padre Pilón compartiera su docta opinión. Precisamente es lo atávico de sus movimientos lo que hace inmortal el bello baile de los navidad y aunque varíe en cada giro y a cada nuevo paso, adaptándose a los sucesivos parteners, la esencia permanece.
Un beso


Valen Milady, claro que valen. Vengan esos ajustes.

Ati dijo...

Vengo a dejarte un beso ya que mi blog decidió comerse el que te dejé en él.

Muak!

Alís dijo...

Pasé, por si acaso, por si había algo nuevo, y para dejarte un abrazo.

Bolki dijo...

Bueno, continúo desperezandome, se me habían acumulado demasiadas cosas pendientes.

Ati, mil besos para ti, por si se come alguno alguien.

Alís, pues por si acaso, te hago caso y dejo algo nuevo. El abrazo me lo guardo.

...y gracias de nuevo por la paciencia

no se olvide